Origen de Abatecola



La genealogía, historia, la procedencia y los orígenes del apellido Abatecola

Descubrir los orígenes históricos de Abatecola es algo interesante, porque nos remonta a los antecesores y parientes que forjaron este linaje. La historia del apellido Abatecola es, así como la historia de la mayoría de apellidos, un confuso y magnífico viaje al pasado con la finalidad de desvelar los orígenes del apellido Abatecola, lo cual nos conduce a saber más sobre aquellos que se apellidan Abatecola, cuál fue su procedencia, su escudo o escudos heráldicos, cuál es la bibliografía en la que aparece mencionado el apellido Abatecola... Podemos tratar de rastrear su genealogía, y aparte de los sitios de origen del apellido Abatecola, sabemos en dónde podemos encontrarnos con gente con el apellido Abatecola en la actualidad.

La hidalguía de Abatecola

El total de los apellidos que disponen de certificado de hidalguía otorgado por parte de alguno de los Reyes de Armas españoles, han sido compendiados y publicados en un ingente trabajo ejecutado por el último Decano Rey de Armas, Don Vicente Cadenas y Vicent. Así pues, en el caso de Abatecola, el primer Rey de Armas en certificar su hidalguía fue DON JULIO DE YEPES Y ROSALES, Cronista Rey de Armas de número, que fue nombrado por Don Alfonso XIII por su decreto de mayo de 1930, Académico de la Hispano Americana de Ciencias y Artes de Cádiz y Ex Director de la Revista Nueva Academia Heráldica. Era Académico de la Nacional de la Historia de Venezuela desde 1913, de la Academia Gallega en 1917, y de la Hispano Americana de Ciencias y Artes desde 1930. Era Académico de la Nacional de la Historia de Venezuela desde 1913, de la Academia Gallega en 1917, y de la Hispano Americana de Ciencias y Artes desde 1930.

Lugares en los que Abatecola es frecuente

Aunque los apellidos disponen de un origen que se da en unas circunstancias muy concretas de tiempo y espacio, muchos de estos apellido se han ido extendiendo a lo largo y ancho del mundo a causa de variascausas, inclusollegando algunos de estos apellidos a ser importantes en países que se encuentran muy distantes de su país o región en el cual se originaron. Cabe la posibilidad de que este sea el caso de Abatecola. Haciendo uso de la información de la que disponemos hoy en día, estamos en la facultad de afirmar que los lugares del mundo en los que Abatecola es más cuantioso son los siguientes:

Ver lista completa de Abatecola en el mundo

Crónica histórica del apellido Abatecola

La historia acerca del apellido Abatecola es una curiosa secuencia de sucesos de los que fueron protagonistas las personas que han ostentado este apellido durante la historia, y que es posible explorar hasta llegar a quienes fueron los primeros portadores de Abatecola. Sus lances, su manera, de vivir la vida, los sitios en que vivieron, las relaciones familiares que tuvieron, los trabajos que desempeñaron… Todo el conjunto es básico para una persona que, como quien lee estas líneas, tienes interés en encontrar más información acerca de la historia, la heráldica, blasones y la nobleza e hidalguía del apellido Abatecola. En las líneas siguientes es posible hallar todo lo que hemos alcanzado a recopilar acerca del apellido Abatecola. Pese a ello, en caso de que usted disponga de más información que desee compartir, le agradeceríamos infinitamente su contribución para hacer crecer los conocimientos de aquellas personas que, como usted, busquen saber más sobre el apellido Abatecola.

Desgraciadamente no hemos podido hallar hasta el momento más información histórica en referencia a Abatecola que esta que con placer hemos facilitado. Instamos a los visitantes de esta página que examinen las fuentes bibliográficas sugeridas y a tornar con asiduidad, a razón de que usualmente recibimos importantes colaboraciones de otras personas interesadasgente atraída en el origen y la heráldica de los apellidos que probablemente tienen información de especial provecho sobre el apellido Abatecola, y que velozmente (habiéndolo verificado todo previamente) subiríamos a esta página web. Del mismo modo, si es usted una de esas personas, le impelemos a nos preste su apoyo y nos mande los datos con respecto a Abatecola que se encuentren a su disposición, expresándole nuestra mayor gratitud por su gesto con anticipación.

Algunos Abatecola renombrados

Con toda seguridad ha habido muchos Abatecola importantes en la historia del ser humano, a pesar de que por el motivo que sea, no el global de las crónicas históricas lo reflejaron o los datos no han llegado hasta la actualidad. Infortunadamente no todas las notables aportaciones de los hombres y mujeres que han llevado el apellido Abatecola fueron tenidas en cuenta en aquel momento por los historiadores de la época. Aunque un apellido puede relacionar a una persona a un importante linaje y a un destacadísimoblasón, sin lugar a dudas son las personas de modo individual quienes, en el transcurrir de sus vidas y en virtud de ciertos acciones relevantes o importantes para la sociedad en la que coexistieron, confieren prestigio a sus apellidos y es posible llegar a fundar célebres linajes. Por este motivo es que queremos poner de relieve en esta web a aquellas personas con el apellido Abatecola que, por el motivo que fuere, han dejado su impronta en la historia.

Abatecola. Bibliografía en la que aparece este apellido

Gracias a todas las averiguaciones que hemos logrado recoger hasta estos momentos, se puede afirmar que en relación con el apellido Abatecola se puede hallar datos acerca de su heráldica, su historia y su genealogía. Todo ello se debe a la bibliografía . La bibliografía recoge alusiva al apellido Abatecola, con la que nos es posible averiguar más acerca de su significado original, origen, su trayectoria a lo largo de la historia, blasón y suheráldica. Es recomendable valerse de las siguientes fuentes si desean llevar a cabo un análisis sobre apellido Abatecola, así como de otros muchos apellidos:

FUENTES

Esta bibliografía es esencial para quienes deseen iniciarse en el análisis del apellido Abatecola, y de los apellidos en general.